¿Por qué subirse al carro de las redes sociales en la empresa?

La mayoría de las empresas no son conscientes de que necesitan tener presencia on-line.  ¿Por qué nos ponemos tan pesados algunos siempre hablando de este tema? Esa es la pregunta que algunos otros que hayan empezado a leer esto se deben estar haciendo ya?

“¿Para qué  queremos más presencia on line? ¡Ya tenemos web! No necesitamos más”  Puede ser que continúen diciendo.

Una de las claves de esta sociedad de la información y el conocimiento, está en el diálogo. El paso de la web 1.0, a la 2.0 y la 3.0 o web semántica (podéis ver un post sobre eso en este mismo blog) está motivado precisamente en la capacidad de interacción entre los usuarios. En la capacidad que una web tiene de ofrecer a sus usuarios la posibilidad de dialogar con la organización.

Y ahí está el problema ¿Cómo generamos el diálogo? La base de todo sería tener en primer lugar un buen sitio web que permita a los usuarios interactuar y colaborar entre sí como creadores de contenido, o al menos donde los visitantes pudieran dejar sus preguntas y comentarios, así como contactar con los responsables de esa empresa. Y que esa comunicación genere una actualización permanente de la web.

Una de las maneras más fáciles que tenemos para hacer que nuestra web sea de verdad 2.0 es incluir en ella un blog, porque cada artículo ofrece a  los lectores  la posibilidad de escribir sus comentarios y el autor puede darles respuesta.

Pero la  manera más rápida e interactiva es la inclusión de los enlaces a las redes sociales en las que la empresa participe. Porque las redes sociales operan en tres ámbitos, «las 3 Cs»:

  • Comunicación (nos ayudan a poner en común conocimientos).
  • Comunidad (nos ayudan a encontrar e integrar comunidades).
  • Cooperación (nos ayudan a hacer cosas juntos).

Pero ¿Para qué debemos utilizar las redes sociales en una empresa o en una organización si no todo el mundo tiene redes sociales? Pues, simplemente para crear imagen de marca y una reputación online que nos ayude a mejorar la sensación transmitida a los usuarios en el mundo off-line.

Porque cada vez es más difícil encontrar un mundo empresarial puramente off-line, al igual que por supuesto no existe un mundo exclusivamente on line.

El éxito depende de una combinación correcta de ambos, y para eso es necesario tener una estrategia, un plan. Sin plan, no se puede afrontar correctamente el reto que las empresas e instituciones  tienen por delante, y retrasarán el proceso de adaptación a los cambios que esta sociedad del s. XXI trae cada día. En ese plan tiene que haber una implicación absoluta de la organización y también de su gente, al menos de aquellos que tienen una presencia más visible de cara al público, porque el mercado no esperará por los rezagados.

He encontrado un video que demuestra perfectamente ese progreso constante, esa evolución. Ya no hablamos de redes sociales simplemente, ya hablamos de Redes Sociales Corporativas. Yo no quiero quedarme atrás ¿Y vosotros?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s